Reparar una cisterna que gotea

La mayoría de las veces la avería de una cisterna que gotea es debida fundamentalmente a dos causas. Bien el pulsador no baja, y por lo tanto no corta la salida de agua, o pese a que el pulsador baja el corte de agua total no se produce.

La causa más normal de que el pulsador no baje es la dilatación de la junta del descargador. Con el paso del tiempo la junta del descargador tiende a dilatarse y por lo tanto a aumentar su diámetro. El aumento de tamaño hace que la junta roce con el lateral del descargador e impide que el pulsador baje

Cuando el pulsador baja pero continúa saliendo agua se debe a la deformación de la junta. La deformaciòn hace que la junta no tapone de manera estanca el orificio de descarga y permite la filtración de agua.

La solución a estos problemas es evidente. Hay que reemplazar la vieja junta por una nueva. En este artículo intentaremos explicarte como hacerlo paso a paso.

Instrucciones para arreglar cisterna que gotea

Paso 1

Cierre de la llave de suministro de la cisterna y descarga la cisterna. Aunque este paso es evidente, no serías la primera persona en olvidarlo.

Paso 2

Para abrir la tapa de la cisterna retira el pulsador desenroscando el embellecedor, con él saldrá el pulsador.

Paso 3

Una vez retirada la tapa de la cisterna tienes el descargador a mano. Desenróscale para sacarle. Es probable que te cueste algo de trabajo ya que entre el descargador y la cisterna hay una junta de goma que refuerza el apriete a la vez que asegura la estanqueidad.

Paso 4

Separa el elemento basculante del cuerpo del descargador y retira la tapa para poder sacar el émbolo de su interior. La tapa esta sujeta con las pestañas laterales; te puedes ayudar con un destornillador. Retira la junta en mal estado.

Paso 5

Ve a una tienda de repuestos de fontanería y adquiere una nueva junta. Colócala y arma el descargador en sentido inverso a su desmontaje. Algunos sistemas de descarga obligan a retirar la cisterna por completo ya que, de lo contrario, es imposible volver a enroscar el descargador. Si este es tú caso continua leyendo.

Paso 6

Primero separa el latiguillo que va desde la llave de paso hasta la cisterna. Después por la parte inferior la cisterna hay unas palomillas enroscadas en unos tornillos que aseguran su sujeción. Debes desenroscarlas para extraer la cisterna. Cuando la tengas fuera puedes enroscar comodamente el sistema descargador de la cisterna. Vuelve a colocar la cisterna, conecta el latiguillo y problema resuelto.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad