Utilización del cemento rápido

El cemento de fraguado rápido, también llamado cemento natural, es utilizado normalmente para operaciones de albañilería en las que se necesita un resultado inmediato. Un ejemplo es la reparación del enlucido de una arqueta que recoge agua. Si no se desea tener cortada el agua, con el cemento de fraguado rápido esta reparación es cuestión de minutos.

Preparación del cemento rápido

Se ha de tener en cuenta que con este tipo de cemento se han de preparar pequeñas cantidades para no desperdiciar más de lo necesario. Ten en cuenta que puede fraguar en tan solo 3 o 4 minutos y su precio no puede considerarse barato si lo comparas con otros cementos. Su precio ronda los 15 euros el saco de 25 kg., aunque también hay envases de menor cantidad. Si crees que no te va a dar tiempo a realizar el trabajo con tan poco margen se le puede añadir un aditivo retardante que proporciona alrededor de 15 minutos extra al tiempo de fraguado.

Para su preparación no es necesario añadir arena, simplemente se mezcla con agua. Como norma general hay que remover constantemente la masa para evitar la aparición de grumos y asegurar que la pasta quede homogénea. No obstante sigue las instrucciones de utilización del fabricante.

Características del cemento de fraguado rápido

El cemento rápido tiene altas prestaciones en tracción y compresión, e incluso puede adquirir mayor dureza que el hormigón

Al igual que con otros cementos es aconsejable utilizar mascarilla y guantes para protegerte de su toxicidad.

2 comentarios en «Utilización del cemento rápido»

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad