Como hacer una cuna

Sin lugar a dudas hacer la cuna de tu futur@ hij@ será con diferencia uno de los trabajos de bricolaje que más ilusión y satisfación te proporcionen. Si te has propuesto realizar tu mism@ el proyecto debes tener conocimiento de algunos aspectos para lograr la máxima seguridad del bebé.

La protección ante las caídas es fundamental, por eso la cuna debe estar provista de barandillas en los laterales. La barandilla debe estar exenta de aristas en las que el bebé pueda golpearse. Además los barrotes, según aconseja la normativa europea, deben estar distanciados entre sí de 4,5 cm a 6,5 cm para que el bebé no pueda introducir la cabeza entre ellos. Debe tener una altura suficiente para evitar que el bebé pueda voltearse. Esta altura tiene que ser de 30 cm como mínimo, aunque la cuna se quedará pequeña en cuanto el bebé pueda erguirse. Lo más lógico es dotarla de 60 cm como mínimo para cuando el bebé se ponga de pie.

Si la cuna va a tener ruedas, al menos dos de ellas deben estar provistas de freno.

La base sobre la que se asentará el colchón puede ser un somier de lamas o un tablero lo bastante grueso como para soportar el peso del bebé a medida que va creciendo.

Para pintarla o banizarla hay que utilizar pinturas sin contenido tóxico.

Una vez que sabemos algunas cosas básicas es el momento de comenzar la construcción de nuestra cuna.

¿Que madera elegir?

Lo ideal sería, si es posible, utilizar madera maciza de haya por su calidad; otra opción más asequible es la madera de pino.

¿Qué medidas debe tener la cuna?

En cuanto a la medida para la cuna estará condicionada por las dimensiones del colchón. Aunque hay diversas medidas de colchón, el más utilizado es de 120 x 60 x 15 cm.

Lo primero es determinar las medidas interiores. Así pues añadimos a la base 2 cm, tanto a lo ancho como a lo largo, sobre las medidas del colchón.

como hacer una cuna

Como hacer una cuna paso a paso

A continuación elaboramos el cabecero y el piecero. En este ejemplo se utilizan listones de 50 x 35 mm para las patas y aglomerado rechapado para los paneles. Cortamos los listones que serán las patas y los travesaños, y se hacen unos orificios para alojar las espigas. Antes de encolar y unir te aconsejamos que lijes todo para poder pintar después. No olvides redondear las aristas. Para asegurar la unión nos valdremos de sargentos. Si no disponemos de estos podemos utilizar una cuerda que tensaremos dando tuerce con un listón de madera. Es aconsejable interponer un trozo de cartón entre la madera y la cuerda para que esta no marque las esquinas.

Pasadas 24 h. la cola de carpintero habrá secado y podemos colocar los paneles de aglomerado rechapado de 10 mm que sujetaremos mediante listones de 10 x 10 mm igualmente pegados con cola.

 

Aquí tienes un plano con las dimensiones.

Cuando tengamos los cabeceros terminados pasamos a la tarea más compleja, la la elaboración de las barandillas. La barandilla está compuesta por dos travesaños, uno superior u otro inferior, de 35 x 35 mm unidos entre sí mediante listones redondos de 18 mm. Para hacer los agujeros de los listones redondos es importante disponer de una torre para taladro u otro tipo de adaptador para hacer los agujeros totalmente verticales. Si lo haces a pulso corres es muy fácil que la barandilla no quede correctamente ensamblada.

Normalmente en las cunas una de las barandillas es regulable en altura para facilitar el acceso cuando cogemos al bebé.

Nosotros también podemos hacer un sistema regulable en altura sin necesidad de ningún artilugio mecánico. En este caso hemos optado por realizar unas canaladuras el un lateral del cabecero y del piecero. La barandilla regulable tiene que ser 2 cm más corta y le colocamos unas espigas en cada lateral. Estás espigas son las que van introducidas en las canales para deslizar la barandilla.

seguridad-cuna

Cuando tengamos todas las partes de la cuna realizadas las unimos mediante tornillos de ensamblaje. ¿Por qué unirla mediante tornillos y no encolarla? Es, sencillamente, una cuestión práctica. Ten en consideración que la cuna es un mueble transitorio y que es necesario desarmarla para guardarla por si en un futuro te hiciera falta.

Si quieres aprovechar al máximo la cuna puedes hacer unos cajones para la parte inferior donde guardar los enseres del bebé.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad