Iluminación con luz natural

Con la concienciación social sobre la necesidad de preservar nuestro planeta cada vez se hace más necesario aprovechar la luz natural, gratuita e ilimitada, para la iluminación de nuestras viviendas. Además de este incuestionable beneficio hay otro no menos importante: el beneficio fisiológico y psicológico que aporta la luz natural al ser humano.

Ventajas de la iluminación con luz natural

Diferentes estudios han demostrado que las personas en un entorno de luz natural tienen más facilidad de conciliar el sueño, mejora su estado de ánimo y crece su nivel de actividad. Este hecho es pricipalmente causado porque el ojo humano es capaz de percibir los colores y las formas en mayor número y con más intensidad con la luz natual, produciendo una sensación de confort mayor que con la luz artificial.

No obstante para una correcta iluminación es imprescindible el apoyo de la luz artificial. Piensa que tenemos horas donde no hay sol y días nublados.

Este aprovechamiento de la luz se ha desarrollado más intensamente en edificios de oficinas, hoteles, etc mientras que en las viviendas residenciales el aprovechamiento de la luz natural se conseguía con la instalación de ventanas y claraboyas. Afortunadamente han surgido empresas que vienen desarrollando tecnología capaz de iluminar practicamente toda una vivienda unifamiliar mediante luz natural.

En qué consiste la iluminación con luz natural

Basicamente estos sistemas de iluminación mediante luz natural consisten en unos tubos de aluminio altamente reflectantes que dirigen la luz hacia el interior. La luz es captada en el exterior por un domo, recorre el tubo y es distribuida en el interior por un difusor. Para llevar la luz a las diferentes partes de la vivienda dispone de codos para variar la trayectoria.

También hay diferentes tipos de difusores según el tipo de luz que se desee en el interior. Para obtener el máximo rendimiento suelen disponer de un controlador programado para que vayan girando según la posición del sol. El sistema puede aportar una media de 10 h. de luz natural, trasladar la luz hasta 12 m. de profundidad y cada difusor ilumina entre 12 y 15 m²

.

El inconveniente principal es que estos sistemas no se pueden colocar aún en todas las viviendas. Como los difusores se instalan sobre cubiertas solo es viable en viviendas unifamiliares.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad