Como restaurar un mueble

Lo primero que debemos de tener en cuenta es que el mueble a restaurar tenga su estructura en buenas condiciones. Es decir que no tenga elementos desencolados o partes astilladas. Si no es deberemos repararlo ya sea antes o después de eliminar el barniz o la pintura vieja.

Consejos para restaurar un mueble

Si es necesaria la restauración o reparación del mueble por tener partes desencoladas, deberemos desarmar estas partes, limpiarlas concienzudamente de restos de cola o pegamento. Una vez limpias las partes procederemos a encolar de nuevo y unir, fijando la unión mediante gatos o sargentos o si no disponemos de tales procurar la unión con una cuerda o similar.

Si la reparación del mueble consiste en arreglar un astillado debemos evaluar la dimensión de la rotura en cuestión.

Si lo que falta es un pedazo pequeño podemos aplicar masilla para madera y quedará bastante aparente. Estas masillas las encontrarás en las tiendas de bricolaje con diferentes colores. Para su aplicación es necesario darles algo de calor (no con fuego) para que su manejo sea adecuado. Una vez aplicado y endurecido permiten su lijado para una adaptación total al contorno de la pieza reparada.

Si al mueble le falta una pieza de mayor tamaño, debemos sanear la pieza dandole una forma regular y pegarle un añadido de madera. Una vez que seque la cola o pegamento de contacto lijaremos para uniformarlo con el resto del mueble.

Eliminar la pintura durante la restauración del mueble

Para eliminar el barniz o pintura podemos utilizar un decapante o una pistola de decapado.

El decapante es un gel con componentes abrasivos que hace que los restos de barnices o pinturas se despeguen de la madera. Es importante aplicarlo con guantes y gafas para protegernos de posibles salpicaduras que pueden causarnos graves problemas, especialmente en los ojos.

Aplicamos el decapante y esperamos unos minutos a que haga efecto. Con una espátula raspamos la superficie de madera para eliminar el barniz o la pintura levantada. Si es necesario podemos aplicarlo varias veces.

Si lo hacemos con pistola no tiene mucha complejidad. Estas pistolas lo que hacen el aplicar aire caliente a la superficie de la madera y este calor hace que se vaya desprendiendo el barniz o pintura.

Una vez eliminado el barniz o pintura tendremos que lijar el mueble o elelmento de madera que vayamos a restaurar con algún elemento abrasivo como una lija de grano medio, para terminar con una lija de grano fino.

Advertencia: El lijado siempre ha de realizarse en el sentido de la beta para evitar arañazos.

Pintar de nuevo el mueble o mantener su color natural

Cuando la madera este desnuda decidiremos si mantenerla con su color natural o queremos aplicarle un tinte con el color que más nos guste. Tenemos gran variedad en las tiendas de bricolaje ya sean tintes al agua o al disolvente.

Aplicamos el tinte con brocha o trapo de algodón, dando pasadas largas y uniformes. Ten en cuenta que cuantas más pasadas des por el mismo sitio más se oscurecerá la madera.

Una vez seco el tinte limpiamos la madera de posibles residuos de polvo para proceder al barnizado. Para hacer está labor puedes visitar nuestro artículo sobre técnicas de barnizado.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad