Tener la casa a una temperatura uniforme

Un problema frecuente con la calefacción está en el reparto uniforme de temperatura. El termostato de la calefacción habitualmente está en la estancia principal de la casa de modo, que si regulamos la temperatura para estar cómodos en el salón, las habitaciones están 4 o 5 grados más frías.

Cómo mantener la temperatura uniforme

La forma de resolver este problema consiste en regular el caudal de agua que llega a los radiadores aflojando o apretando los detentores. El detentor es una llave situada en la parte inferior del radiador cubierta con una tapa a rosca y que se manipula con una llave allen.

Abra a tope las llaves de entrada de los radiadores y los detentores y conecte la calefacción. Mientras los radiadores se calientan localice los que lo hacen más rapidamente y cuales alcanzan más temperatura.

La regulación para la uniformidad de la temperatura es a base de prueba. Cierre un poco los detentores de los radiadores más calientes. Con esta operación desviará caudal hacia los demás radiadores. Compruebe los radiadores y repita la operación hasta conseguir la temperatura deseada.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad