Trucos de bricolajes caseros

En este post de bricolaje te enseñaremos algunos trucos caseros que puedes implementar en tus trabajos.

Truco para taladrar azulejos

Cuando vayas a realizar un agujero con un taladro en un azulejo u otra superficie suave tendrás el problema de que la broca resbala. Al estar el taladro en su posición percutora es muy fácil dañar el azulejo sin querer, obligándonos tal vez a su sustitución sin tenerlo previsto.

Para evitar que la broca resbale sigue estos sencillos trucos:

  • Pega un trozo de cinta adhesiva o cinta de pintor en el punto donde vas a hacer el agujero. La broca no resbalará al no estar en contacto con la superficie del azulejo
  • También puedes coger un punzón o un clavo de acero y golpear para puntear el lugar donde iniciarás el taladro. La broca enganchará en esta pequeña melladura y tampoco resbalará.

Como sustituir una baldosa

La reparación de una baldosa o azulejo roto o deteriorado no precisa de grandes habilidades de bricolaje, cualquiera puede hacerlo. Si tienes una baldosa que necesitas sustituir y no quieres dañar las baldosas adyacentes sigue este sencillo truco.

Con una taladradora y una broca de vídea de 6 mm. practica perforaciones en diferentes puntos de la baldosa. Armate con un martillo o maceta de albañil y un cincel o un cortafríos y comienza a romper la baldosa desde el centro. Ve con cuidado hacia el exterior procurando sacar los trozos que estén en contacto con las baldosas de alrededor haciendo movimientos de vaivén. Este movimiento servirá para que se desprenda el cemento de rejuntado.

Con el cortafríos y la maceta elimina cualquier resto de cemento que impida que la nueva baldosa quede a ras con las de alrededor. Limpia el hueco de polvo y arenilla y coloca una baldosa nueva.

Imantar un destornillador

Si necesitas poner un tornillo en un lugar poco accesible, como en el interior el algún hueco, y no dispones de un atornillador con punta imantada, puedes imitar un atornillador imantado.

Para ello es necesario disponer de algún tipo de imán. Aplica el imán a la punta del atornillador durante unos minutos y la punta quedará imantada. Es cierto que la imantación desaparecerá y necesitarás volver a hacer la misma operación.

Como almacenar los botes de pintura

Seguramente te habrás encontrado alguna vez una pintura que tenías guardada y pensabas reutilizar, prácticamente inservible. Al abrir el envase tiene una película sólida en la superficie.

Evitar la formación de esa película en la pintura es muy sencillo. Simplemente debes almacenar los botes de pintura boca abajo. De este modo se impide la penetración de aire en su interior imposibilitando que la pintura se estropee

Brochas siempre a punto

Cuando vamos a utilizar las brochas después de pintar o barnizar, por ejemplo al día siguiente, normalmente las introducimos en un envase con aguarrás o disolvente para eliminar restos y que no se endurezcan.

Esto puede producir que las cerdas de la brocha se doblen o que queden restos de pintura en ellas. Para tenerlas siempre en condiciones óptimas introduce un palito o un troza de alambre en el agujero del mango y crúzalo por la parte superior del envase. Así impides que la brocha esté en contacto con el fondo. Si el mango de la brocha no tiene el agujero hazlo con un taladro.

Truco para taladrar cristal

Si por cualquier causa necesitas hacer un agujero en cristal o vidrio puedes recurrir a este truco.

Paso 1

Interpón un paño entre la superficie donde apoye el cristal y este, para amortiguar las vibraciones producidas con el taladro

Paso 2

Haz un cordón de silicona o masilla alrededor de la zona donde deseas hacer el agujero. Una vez haya secado llenalo con agua. Esto se hace para refrigerar el cristal y evitar que rompa.

Paso 3

En una velocidad lo más lenta posible comienza a taladrar, si dispones de un berbiquí de mano no dudes en realizar el taladro con él. Vigila que el cristal siempre esté bien refrigerado.

Truco para mantener los cuadros siempre nivelados

Si deseas tener los cuadros o fotografías que tienes colgadas en las paredes siempre bien niveladas sigue este ingenioso truco y estarán bien colocados definitivamente:

Paso 1

Coge dos alfileres y clávalos en la parte trasera del marco, uno por cada esquina de la parte inferior.

Paso 2

Corta sus cabezas dejando que un centímetro aproximadamente de alfiler sobresalga del marco.

Paso 3

Cuelga el cuadro y nivélalo. Presiona suavemente las esquinas inferiores de manera que los alfileres se pinchen en el yeso de la pared. El cuadro quedará fijado y ya no volverá a desnivelarse.

Truco para desencajar vasos

Muchas veces cuando cogemos los vasos del armario nos encontramos que están encajados unos con otros y no hay medio de sacarlos. Esto se produce por que han cogido aire entre el hueco de uno y otro haciendo el efecto ventosa. Para desencajarlos puedes probar un par de cosas:
Golpéalos contra la encimera con un golpe seco no demasiado fuerte, no es cuestión de romperlos. Normalmente esto bastará.

Si no da resultado lo anterior introduce el vaso de fuera en agua caliente y llene con agua fría el que está en el interior. Esto produce que el primero se dilate y el segundo se contraiga dejando espacio entre ellos para que entre aire y se despeguen.

Como reparar tapicerías

Con el uso diario la tapicería de nuestros sofás y butacas termina por deteriorarse, si no rasgarse. Siempre podemos sustituir la tapicería por otra nueva, aunque esto suele ser costoso y tal vez no sea el momento adecuado.

No obstante, podemos realizar una reparación para que la tapicería nos aguante un poco más de tiempo.

Lo primero que debes hacer es cortar los hilos de tejido sueltos. Luego corta un trozo de tela de mayor tamaño que el roto a arreglar. Da igual el tipo y el color, aunque siempre es mejor utilizar una tela con un color similar al de la tapicería a reparar.
Introduce el pedazo de tela por dentro de la tapicería con cuidado de que no queden dobleces en el interior. Encola ambas superficies, es decir, el trozo de tela y la tapicería por su parte interior. Espera unos minutos a que el pegamento seque un poco, no del todo. Empieza a presionar desde fuera hasta el centro, estirando lo más posible la tapicería, para intentar que la reparación se note lo menos posible.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad