Cuatro trucos para hacer taladros

El taladro eléctrico es, con diferencia la herramienta más utilizada en nuestros hogares, y los fabricantes venden todo tipo de complementos que te ayudarán a perforar agujeros horizontales y verticales más rectos y con la profundidad adecuada. Aquí hay cuatro trucos que pueden paliar la necesidad de estos extras si no dispones de ellos:

1. Truco para tope de profundidad

Si no dispones de un collarín para adaptar a la broca y tener así la profundidad de taladro deseada puedes optar por este truco. Simplemente pega un pedazo de cinta adhesiva o cinta aislante en la broca a la profundidad que desees. Esta cinta te servirá de guía, aunque evidentemente debes estar atento para no pasarte.

También puedes utilizar un trozo de tubo introducido en la broca. La longitud del tubo es la diferencia del largo total de la broca que sobresale de la máquina de taladrar menos la profundidad del agujero que vamos a hacer. El tubo hará tope en la superficie impidiendo taladrar de más

2. Truco para obtener verticalidad en el taladro

Para perforar asegurando que el agujero se hará de la forma vertical más aproximada sin ningún complemento para el taladro clava dos tacos cortos de madera, uno a cada lado del punto de perforación. Asegurate de que la distancia entra ambos trozos de madera es un par de milímetros mayor que el diámetro de la broca. Esto te servirá de guía casera. Al hacer el taladro observa que la broca no toca los tacos de madera..

3. Truco para hacer un taladro horizontal

Para perforar un agujero horizontal lo más nivelado posible sin contar con accesorios introduce una arandela en la broca. La arandela se deslizará hacia delante o hacia atrás si no estamos haciendo el taladro recto.

4. Truco para hacer taladros en el techo

Paso 1

Coge una pelota de tenis o similar, córtala por la mitad y perfórala en el centro con un diámetro algo inferior a la broca que utilizaremos para hacer el agujero.

Una vez colocada la broca en el taladro introduce la media pelota. Ajusta la broca al punto de perforación y pega la pelota al techo.

Comienza a taladrar, comprobarás que la mayor parte del polvo quedará en su interior evitando que se introduzca en los ojos y ahorrándonos tiempo en limpiar los restos que caerán al suelo.

Paso 2

Uno de los mayores inconvenientes cuando realizamos taladros en el techo, es que el polvo nos puede caer en los ojos. Este problema lo podemos combatir poniéndonos unas gafas de seguridad. Aunque el uso de gafas es siempre aconsejable aquí encontrará un truco para mitigar la caída de polvo.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad